Violencia

por Saul Flores en April 29, 2020

En las últimas semanas, algunos representantes del gobierno parecen estar peleando más de lo normal. Algunos están culpando a otros por nuestra difícil situación, mientras que otros están tratando de encontrar gloria y reconocimiento por las respuestas. Otros parecen querer pelear: insultar, burlarse de los demás, y amenazando abiertamente con violencia, si las cosas no salen a su manera. Ciertamente, hay algunas luchas por integridad y justicia, pero esa noticia tiende a pasarse por alto. ¿Qué vamos a hacer? 

Dios también le dio algunas palabras a Habacuc sobre este tema. Emitió una advertencia para aquellos que usan su fuerza y poder para hacer sus vidas más fáciles mientras hacen la vida más difícil para los demás: 

¡Ay del que construye una ciudad con asesinatos y establece un poblado mediante el crimen! ¿No ha determinado el Señor Todopoderoso que los pueblos trabajen para el fuego y las naciones se fatiguen por nada? Porque, así como las aguas cubren los mares, así también se llenará la tierra del conocimiento de la gloria del Señor. [Habacuc 2:12-14] 

Otra confesión aquí:  Esta es una de las áreas donde es difícil para mí confiar y esperar en Dios. No me considero una persona violenta, pero sé que puedo ser rápido para responder a la violencia injusta con mi idea de justicia. No creo que la ira que proviene de observar la injusticia y el abuso sea malvada, pero debo recordar las enseñanzas de Jesús sobre cómo responder a la violencia con violencia: 

Ustedes han oído que se dijo: “Ojo por ojo y diente por diente”. Pero yo les digo: No resistan al que les haga mal. Si alguien te da una bofetada en la mejilla derecha, vuélvele también la otra. Si alguien te pone pleito para quitarte la camisa, déjale también la capa. Si alguien te obliga a llevarle la carga un kilómetro, llévasela dos. [Mateo 5:38-41] 

Si soy honesto, prefiero pasajes como Proverbios 31:8-9: ¡Levanta la voz por los que no tienen voz! ¡Defiende los derechos de los desposeídos! ¡Levanta la voz, y hazles justicia!  ¡Defiende a los pobres y necesitados! 

A menudo me pregunto, ¿qué tan fuerte debo hablar?, o ¿cuán fuerte debo defender los derechos de los pobres? Tal vez lo que necesito recordar en esos casos es que el Señor traerá justicia sobre toda la tierra. Tiene poder absoluto para atacar al opresor y a los violentos injustos, y lo va a hacer. Podemos alegrarnos en su justicia. 

Preguntas para reflexión y discusión: ¿Cómo se sienten cuando ven la injusticia y la opresión? ¿Ha luchado por encontrar un equilibrio entre "defender" y "venganza"? ¿Por qué nos regocijamos en la justicia de Dios?

Pagina anterior

Choose a Home Campus

Wheaton Bible Church

27W500 North Ave, West Chicago, IL 60185

Tri-Village Church

1 East Bode Road, Streamwood, IL 60107