Libertinaje

by Saul Flores on April 30, 2020

¡Ay de ti, que emborrachas a tu prójimo! ¡Ay de ti, que lo embriagas con vino para contemplar su cuerpo desnudo! Con esto te has cubierto de ignominia y no de gloria. ¡Pues bebe también tú, y muestra lo pagano que eres! ¡Que se vuelque sobre ti la copa de la diestra del Señor, y sobre tu gloria, la ignominia! ¡Que te aplaste la violencia que cometiste contra el Líbano! ¡Que te abata la destrucción que hiciste de los animales! ¡Porque es mucha la sangre que has derramado, y mucha tu violencia contra este país, contra esta ciudad y sus habitantes!

                                                                                                       —Habacuc 2:15-17 

El libertinaje definitivamente no es una palabra común hoy en día. Me pregunto si su falta de uso tiene que ver con lo que la sociedad ha rebautizado gradualmente con la libertad personal. La definición de libertinaje está en la línea de la indulgencia excesiva para el placer culpable. Para Babilonia significaba embriaguez y abuso sexual; hoy en día tal vez podría describir nuestro consumo excesivo, la adicción a las drogas, y la libertad sexual.

Puede que no siempre sea fácil reconocer cuando un placer de la vida como comer, beber o participar en una sexualidad saludable con nuestro cónyuge se está transformando en libertinaje, especialmente—en una comunidad donde nuestra libertad e individualismos nos hacen alejarnos de la confrontación y el rendir cuentas.

El Comentario Conciso de Matthew Henry señala en este pasaje la posible dicotomía de ciertos comportamientos:

"Dar un trago que está en la falta, que tiene sed y es pobre, o un viajero cansado, o dispuesto a perecer, es caridad; pero para dar a un vecino una bebida, para que pueda exponerse, revelar preocupaciones secretas, o ser arrastrado a un mal trato, o para cualquier propósito, esto es iniquidad".

Acuérdate del sábado, para consagrarlo. Trabaja seis días, y haz en ellos todo lo que tengas que hacer, pero el día séptimo será un día de reposo para honrar al Señor tu Dios. No hagas en ese día ningún trabajo, ni tampoco tu hijo, ni tu hija, ni tu esclavo, ni tu esclava, ni tus animales, ni tampoco los extranjeros que vivan en tus ciudades. Acuérdate de que en seis días hizo el Señor los cielos y la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos, y que descansó el séptimo día. Por eso el Señor bendijo y consagró el día de reposo. [Éxodo 20:8-11]

Pablo también nos recuerda que:

La noche está muy avanzada y ya se acerca el día. Por eso, dejemos a un lado las obras de la oscuridad y pongámonos la armadura de la luz. Vivamos decentemente, como a la luz del día, no en orgías y borracheras, ni en inmoralidad sexual y libertinaje, ni en disensiones y envidias. Más bien, revístanse ustedes del Señor Jesucristo, y no se preocupen por satisfacer los deseos de la naturaleza pecaminosa. [Romanos 13:12-14]

Preguntas para reflexión y discusión: ¿Qué comportamientos tuyos podrían considerarse como "libertinajes"? ¿Estás de acuerdo en que hemos pasado por alto esas categorías en nombre de la libertad personal? ¿Cómo podemos hacer santo nuestro buen disfrute de los dones de Dios en lugar de autoindulgencia?

Previous Page

Choose a Home Campus

Wheaton Bible Church

27W500 North Ave, West Chicago, IL 60185

Tri-Village Church

1 East Bode Road, Streamwood, IL 60107