Idolatría

por Saul Flores en May 01, 2020

Un ídolo es algo que más importante para ti que Dios. Cualquier cosa que absorba tu corazón e imaginación más que Dios. Cualquier cosa que busques darte lo que sólo Dios puede dar. Cualquier cosa que sea tan central y esencial para tu vida, que si la pierdes, tu vida difícilmente valdría la pena vivir.

                                                                        —Dioses Falsos por Timothy Keller.

Hace unos siete años me di cuenta de que mi corazón había hecho un ídolo de mi relación con mi esposa. Fue sólo el comienzo de nuestro segundo año de matrimonio, y después de dos convulsiones, le diagnosticaron epilepsia. Estaba muy enojado con Dios. Recuerdo que exigía que Dios sanara a mi esposa si El quería que siguiera sirviendo como pastor principal de nuestra pequeña planta de iglesia.

Me di de cuenta de estas demandas y rápidamente me arrepentí de este pecado. Había permitido el miedo y la ira en mi corazón, olvidando que fue Dios quien nos concedió el amor que teníamos el uno por el otro en primer lugar.

Los ídolos de la época de Habacuc tal vez hechos de lodo y madera, pero la ofensa de reemplazar a Dios con cualquier parte de la creación (incluyéndonos a nosotros mismos) sigue siendo idolatría. Una última aflicción en este capítulo dirige la confianza de las personas en sus posesiones creadas en lugar de su Creador.

¿De qué sirve una imagen, si quien la esculpe es un artesano? ¿De qué sirve un ídolo fundido, si tan solo enseña mentiras? El artesano que hace ídolos que no pueden hablar solo está confiando en su propio artificio. ¡Ay del que le dice al madero: “Despierta”, y a la piedra muda: “Levántate”! Aunque están recubiertos de oro y plata, nada pueden enseñarle, pues carecen de aliento de vida.

En cambio, el Señor está en su santo templo; ¡guarde toda la tierra silencio en su presencia! (Habacuc 2:18-20) 

Muchos cristianos podrían pensar que están lejos de la idolatría, ya que a menudo relacionamos la idolatría con imágenes o esculturas adoradas en otras religiones. Pero el teólogo cristiano Timothy Keller nos reta a pensar también en cosas que son buenas para nosotros, pero que no son el Dios mismo. El dice:

Hacer un ídolo por la precisión doctrinal, el éxito del ministerio o la rectitud moral conduce a conflictos internos constantes, arrogancia y rectitud, y la opresión de aquellos cuyos puntos de vista difieren.

Dioses falsificados. Especialmente en tiempos como estos, debemos dirigir nuestros oídos a Dios solamente. Nuestros ahorros, inversiones, relaciones e incluso nuestra salud son manejables por Dios, los recursos que Dios nos ha permitido tener y, por lo tanto, capaces de ser quitados en cualquier momento.

Aún así:  El Señor está en su santo templo; ¡guarde toda la tierra silencio en su presencia! 

Preguntas para reflexión y discusión: ¿Has considerado qué cosas terrenales reemplazan a Dios en tu vida? Tomen un momento hoy y levanten su corazón y su vida a Dios, y luego siéntense en silencio delante de Él.

Pagina anterior

Choose a Home Campus

Wheaton Bible Church

27W500 North Ave, West Chicago, IL 60185

Tri-Village Church

1 East Bode Road, Streamwood, IL 60107