Gozo

por Juan Marcos Gomez en December 15, 2020

El desierto y el lugar desolado se alegrarán,
Y se regocijará el Arabá[a] y florecerá;
Como el azafrán[b]
Florecerá copiosamente
Y se regocijará en gran manera y gritará de júbilo.
La gloria del Líbano le será dada,
La majestad del Carmelo y de Sarón.
Ellos verán la gloria del Señor,
La majestad de nuestro Dios.
Fortalezcan las manos débiles
Y afiancen las rodillas vacilantes.
Digan a los de corazón tímido:
«Esfuércense, no teman,
Pues su Dios viene con venganza;
La retribución[c] vendrá de Dios mismo,
Mas Él los salvará».
Entonces se abrirán los ojos de los ciegos,
Y los oídos de los sordos se destaparán.
El cojo entonces saltará como un ciervo,
Y la lengua del mudo gritará de júbilo,
Porque aguas brotarán en el desierto
Y arroyos en el Arabá[d].
La tierra abrasada[e] se convertirá en laguna,
Y el secadal en manantiales de aguas.
En la guarida de chacales, su lugar de descanso,
La hierba se convertirá en cañas y juncos.
Allí habrá una calzada, un camino,
Y será llamado Camino de Santidad.
El inmundo no viajará por él,
Sino que será para el que ande en ese camino.
Los necios no vagarán por él.
Allí no habrá león,
Ni subirá por él bestia feroz;
Estos no se hallarán[f] allí.
Sin embargo, por allí andarán los redimidos.
10 Volverán los rescatados del Señor,
Entrarán en Sión con gritos de júbilo,
Con alegría eterna sobre sus cabezas.
Gozo y alegría alcanzarán,
Y huirán la tristeza y el gemido.

 —Isaías 35 NBLA

Hoy comenzamos una semana más, de este recorrido del agradecimiento a la adoración, de la anticipación, a la realidad futura con implicaciones presentes, de Thanksgiving a Navidad. 

Y la semana pasada hablamos del amor, de la magnitud del amor De Dios, “de tal manera” que le llevó al extremo de venir El mismo a rescatarnos.  De como en la encarnación vemos esa expresión del amor de DIos por nosotros y en nuestro lugar. No solo proveyendo para nuestra redención perdonándonos de nuestros pecados, pero también dándonos un record de justicia que apunta a su compromiso eterno en su adopción por nosotros a Su familia. 

Esta semana consideramos un bello capítulo del profeta Isaías. Después del profeta traer un mensaje difícil de escuchar para el Pueblo de Dios de juicio y disciplina, ahora el mensaje se torna a uno de esperanza. Termina inclusive con una gozosa celebración de la realidad de restauración completa.  Sí, el Señor ha tratado con ellos en una forma fuerte, pero amorosa, y la disciplina de Dios nunca es para condenación y tristeza, pero siempre para restauración y gozo. 

La provisión de Dios no solo es para nuestra salvación y justificación, pero también para nuestra santificación. En éste proceso, aunque sí doloroso, nuestro buen Padre Celestial como buen cirujano, está comprometido a sacar toda la infección, aunque duela. El aún está más comprometido que nosotros mismos en hacer cambios profundos en nuestra vida y por eso de alguna manera muchas veces “El permite lo que odia, para producir en nosotros lo que ama” (J. E. Tada), y sabe qué necesitamos para nuestro bien, para nuestro gozo completo y para Su gloria. 

Además las buenas noticias para ti y para mi son que en ese “Camino de Santidad” del que habla el vs. 8, no solo tenemos un aliado en el Espíritu Santo y los recursos del reino, pero también la promesa del Padre de que un día llegaremos a casa, a nuestro destino final, sanos y salvos, ...y eso es de gran ánimo!!

Por eso ahora el llamado es a fortalecerse en esa realidad. Dice el vs 3. “Fortalezcan las manos débiles Y afiancen las rodillas vacilantes”. 

En este año, esta pandemia global,  ha causado gran incertidumbre y miedo en todos nosotros. Y es que el hecho de no saber si en algún momento podremos infectarnos y si solo será una pequeña molestia, o uno de los casos de complicaciones mas graves, nos ha llevado a tener que depender de Dios diariamente y quizá como nunca antes. 

Lo interesante es que el proceso de madurez espíritual, de santificación, de crecimiento en nuestra vida de fe, se puede también describir como un proceso del miedo, al gozo. Por eso el mandamiento más repetido en la Biblia, 365 veces y cómo si fuera necesario escucharlo cada día del año, es, “no temáis”. 

La venida del Hijo de Dios a este mundo y en la Navidad eran noticias de gran gozo, como decían los ángeles, pues mostraban el favor de Dios para con la humanidad, para contigo y conmigo. Son noticias que producen nuevas energías y ánimo para nuestra alma cansada, y una creciente realidad del miedo al gozo en nuestra vida. 

Por eso el apóstol Juan en su primera epístola universal, dice a los hermanos,

“Lo que existía desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros propios ojos, lo que hemos contemplado y lo que han tocado nuestras manos, esto escribimos acerca del Verbo de vida. Y la vida se manifestó. Nosotros la hemos visto, y damos testimonio y les anunciamos a ustedes la vida eterna que estaba con el Padre y se manifestó a nosotros. Lo que hemos visto y oído les proclamamos también a ustedes, para que también ustedes tengan comunión con nosotros. En verdad nuestra comunión es con el Padre y con Su Hijo Jesucristo.” 

Termina diciendo,

“Les escribimos estas cosas para que nuestro gozo sea completo.”

—1 Juan‬ ‭1:1-4‬ ‭NBLA‬‬

Y de nuestro pasaje de Isaías, otra vez el versículo 10, que leíamos al principio,

10. Volverán los rescatados del SEÑOR, Entrarán en Sión con gritos de júbilo, Con alegría eterna sobre sus cabezas. Gozo y alegría alcanzarán, Y huirán la tristeza y el gemido.”

Preguntas para considerar: 

  • Cómo has estado lidiando este año con la realidad de la pandemia? Está la anticipación de la celebración, y realidad de la Navidad, ayudándote a lidiar con la incertidumbre del momento? O te sientes con las “manos cansadas” y las “rodillas endebles”

Oración:Padre, te agradecemos por Tu compromiso con nosotros en hacer cambios profundos en nuestra vida por nuestro bien, Tu gloria y nuestro gozo completo. Gracias a la obra de Cristo en nuestro favor y en nuestro lugar, te pedimos, en arrepentimiento y fe, que nos des Tu gracia para continuar creciendo en una postura diaria de gozosa dependencia de Ti. Amén. 

Escucha el audio devocional aquí

Pagina anterior

Choose a Home Campus

Wheaton Bible Church

27W500 North Ave, West Chicago, IL 60185

Tri-Village Church

1 East Bode Road, Streamwood, IL 60107